Categorías
8vo punto doctrinal Escuela Dominical

Escuela Dominical ICIAR – El alma después de la muerte (los no cristianos). 15 jun 2014

Escuela Dominical ICIAR – Lección 8: El alma después de la muerte (los no cristianos). 15 jun 2014

El alma después de la muerte

Escuela Dominical ICIAR 15 Junio 2014

 

Lección 8: El alma después de la muerte (los no cristianos).

8° Punto Doctrinal: La Resurrección e inmortalidad del creyente.


 

Da clic en la imagen y ve la escuela dominical

de manera interactiva

 

Pasaje bíblico: He. 9.23-28; Lucas. 16.19-26. Escuela dominical

Hebreos 9

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El sacrificio de Cristo quita el pecado

23 Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos.

24 Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios;

25 y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena.

26 De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado.

27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

Lucas 16

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El rico y Lázaro

19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez.

20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas,

21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas.

22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado.

23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.

24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.

25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá.


Verdad Bíblica : La Biblia dice que el hombre muere una sola vez; y después, el juicio.

Verdad Bíblica Aplicada: Vivamos anunciando a los no creyentes la salvación.

Objetivo: Reafirmemos lo que la Biblia dice sobre la muerte de los incrédulos para vivir siempre anunciando la Salvación.

Introducción:

¿Qué sabes sobre la vida después de la muerte? ¿Qué dice la Biblia?

Existen dos sanciones eternas: vida eterna y muerte eterna.

La Biblia identifica a dos grupos de personas:
1. Las salvas por Cristo que han vivido piadosamente.
2. Las que han vivido impíamente (conociendo o rechazando al Salvador del mundo).

¿Cuál es el factor que determina el lugar eterno de los seres humanos?

 

 

15-jun-2014 El alma después de la muerte (los no cristianos) (PPTX) Escuela dominical
15-jun-2014 El alma después de la muerte (los no cristianos) (PDF)
15-jun-2014 Hojas de trabajo (PDF)

Las citas bíblicas referidas al final de cada tema general tienen el propósito de que usted realice su estudio devocional acorde al tema tratado con las siguientes.

1.En un cuaderno que destine para este fin, anote la cita indicada del día..

2. Luego de una sencilla y sincera oración, lea el pasaje dos o tres veces con atención. Trate de descubrir lo que Dios le dice en relación a los siguientes puntos y anótelo en su cuaderno:

  • Conocimiento de algo que haga crecer su fe.
  • Discernir algún error que esté cometiendo.
  • Corregir la dirección de un área de su vida.
  • Hacer en la semana lo que Dios le está pidiendo.

3. Vuelva a orar y comprométase con Dios para llevar a cabo lo que le está indicando.