formats

Predicación ICIAR – El libro de la vida – 12 Octubre 2014

Predicación ICIAR – El libro de la vida – 12 Octubre 2014 – Hno. Aarón Cortés Hernández – Templo de portales – Iglesia Cristiana Interdenominacional A.R. Solo a Dios sea la gloria


Predicación ICIAR - El libro de la vida

 

Lucas 10

Regreso de los setenta

17 Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.

18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.

19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.


Si experimentas alguna falla con el servidor soundcloud puedes probar con el siguiente reproductor



¿Cómo descargar los audios?audio-iciar4

En la parte final de cada audio esta la palabra en inglés DOWNLOAD (descarga); de clic en esta palabra y comenzará la descarga del audio en formato mp3.

list_starConoce más sobre el manejo de los audios para compartir y descargar …


podcast-iciar-144Escucha aquí los Podcast de predicación iciar pasadas en: http://iciar.org/predicaciones/

 

 

 

 


Soundcloud Iciar Medios

Siguenos en nuestro canal de SOUNDCLOUD

 

 

 

 


formats

Predicación ICIAR – Somos de Cristo o estamos en contra de Él – 05 Octubre 2014

Predicación ICIAR – Somos de Cristo o estamos en contra de Él – 05 Octubre 2014 – Hno. Aarón Cortés Hernández – Templo de portales – Iglesia Cristiana Interdenominacional A.R. Solo a Dios sea la gloria


vencedor

 

Lucas 11

Una casa dividida contra sí misma

14 Estaba Jesús echando fuera un demonio, que era mudo; y aconteció que salido el demonio, el mudo habló; y la gente se maravilló.

15 Pero algunos de ellos decían: Por Beelzebú, príncipe de los demonios, echa fuera los demonios.

16 Otros, para tentarle, le pedían señal del cielo.

17 Mas él, conociendo los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado; y una casa dividida contra sí misma, cae.

18 Y si también Satanás está dividido contra sí mismo, ¿cómo permanecerá su reino? ya que decís que por Beelzebú echo yo fuera los demonios.

19 Pues si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿vuestros hijos por quién los echan? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.

20 Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.

21 Cuando el hombre fuerte armado guarda su palacio, en paz está lo que posee.

22 Pero cuando viene otro más fuerte que él y le vence, le quita todas sus armas en que confiaba, y reparte el botín.

23 El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.


Si experimentas alguna falla con el servidor soundcloud puedes probar con el siguiente reproductor



¿Cómo descargar los audios?audio-iciar4

En la parte final de cada audio esta la palabra en inglés DOWNLOAD (descarga); de clic en esta palabra y comenzará la descarga del audio en formato mp3.

list_starConoce más sobre el manejo de los audios para compartir y descargar …


podcast-iciar-144Escucha aquí los Podcast de predicación iciar pasadas en: http://iciar.org/predicaciones/

 

 

 

 


Soundcloud Iciar Medios

Siguenos en nuestro canal de SOUNDCLOUD

 

 

 

 


formats

Predicación ICIAR – El verdadero testimonio

Predicación ICIAR – El verdadero testimonio – 28 Septiembre 2014 – Hno. Aarón Cortés Hernández – Templo de portales – Iglesia Cristiana Interdenominacional A.R. Solo a Dios sea la gloria


 

Predicación ICIAR - el verdadero testimonio

Marcos 1

Muchos sanados al ponerse el sol

32 Cuando llegó la noche, luego que el sol se puso, le trajeron todos los que tenían enfermedades, y a los endemoniados;

33 y toda la ciudad se agolpó a la puerta.

34 Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios, porque le conocían.

Jesús recorre Galilea predicando

35 Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba.

36 Y le buscó Simón, y los que con él estaban;

37 y hallándole, le dijeron: Todos te buscan.

38 El les dijo: Vamos a los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido.

39 Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios.

Jesús sana a un leproso

40 Vino a él un leproso, rogándole; e hincada la rodilla, le dijo: Si quieres, puedes limpiarme.

41 Y Jesús, teniendo misericordia de él, extendió la mano y le tocó, y le dijo: Quiero, sé limpio.

42 Y así que él hubo hablado, al instante la lepra se fue de aquél, y quedó limpio.

43 Entonces le encargó rigurosamente, y le despidió luego,

44 y le dijo: Mira, no digas a nadie nada, sino ve, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu purificación lo que Moisés mandó, para testimonio a ellos.

45 Pero ido él, comenzó a publicarlo mucho y a divulgar el hecho, de manera que ya Jesús no podía entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera en los lugares desiertos; y venían a él de todas partes.


Si experimentas alguna falla con el servidor soundcloud puedes probar con el siguiente reproductor



¿Cómo descargar los audios?audio-iciar4

En la parte final de cada audio esta la palabra en inglés DOWNLOAD (descarga); de clic en esta palabra y comenzará la descarga del audio en formato mp3.

list_starConoce más sobre el manejo de los audios para compartir y descargar …


podcast-iciar-144Escucha aquí los Podcast de predicación iciar pasadas en: http://iciar.org/predicaciones/

 

 

 

 


Soundcloud Iciar Medios

Siguenos en nuestro canal de SOUNDCLOUD

 

 

 

 


formats

Predicación ICIAR – El perdón de pecados – 21 Septiembre 2014

Predicación ICIAR – El perdón de pecados – 21 Septiembre 2014 – Hno. Aarón Cortés Hernández – Templo de portales – Iglesia Cristiana Interdenominacional A.R. Solo a Dios sea la gloria


Predicación ICIAr - el perdón de pecados

 

Marcos 2

Jesús sana a un paralítico

1 Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa.

2 E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra.

3 Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro.

4 Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico.

5 Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.

6 Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones:

7 ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?

8 Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones?

9 ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda?

10 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico):

11 A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa.

12 Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.


Si experimentas alguna falla con el servidor soundcloud puedes probar con el siguiente reproductor


¿Cómo descargar los audios?audio-iciar4

En la parte final de cada audio esta la palabra en inglés DOWNLOAD (descarga); de clic en esta palabra y comenzará la descarga del audio en formato mp3.

list_starConoce más sobre el manejo de los audios para compartir y descargar …


podcast-iciar-144Escucha aquí los Podcast de predicación iciar pasadas en: http://iciar.org/predicaciones/

 

 

 

 


Soundcloud Iciar Medios

Siguenos en nuestro canal de SOUNDCLOUD

 

 

 

 


formats

Artículos ICIAR – La entrada triunfal en Jerusalén

“Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!” (Mt.21:9).

La entrada triunfal del Señor Jesús a la ciudad de Jerusalén, conocida popularmente como “Domingo de Ramos“, constituye un parteaguas en la vida, obra y ministerio del Hijo de Dios.

Hossana en las alturas

1. Cumple la profecía:

“Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna” (Zac.9:9). “Oh Jehová, sálvanos ahora, te ruego; te ruego, oh Jehová, que nos hagas prosperar ahora. Bendito el que viene en el nombre de Jehová; desde la casa de Jehová os bendecimos” (Sal.118:25-26). La descripción exacta que hace el profeta Zacarías respecto a la naturaleza, carácter y entrada del Señor a Jerusalén, nos permite afirmar: ¡Jesús es el cumplimiento de la profecía!

Jesús Rey De Reyes

2. Manifiesta su linaje real.

En cuanto a la carne es descendiente de David, y por tanto, con derecho legítimo al reino. Su entrada triunfal es como verdadero Rey. Los cuatro evangelistas dan testimonio del reconocimiento y exclamación de la multitud, que decía: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas! (Mt.21:9). Y los que iban delante y los que venían detrás daban voces, diciendo: ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Bendito el reino de nuestro padre David que viene! ¡Hosanna en las alturas! (Mr.11:9-10). ¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor; paz en el cielo, y gloria en las alturas! (Lc.19:38). ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel! (Jn.12:13). Frente al testimonio indubitable de los evangelistas, exclamamos: ¡Jesús es el Rey!
Jesucristo es Dios

3. Reafirma su deidad.

Ese mismo día Jesús entró en el templo de Dios, y echó fuera a todos los que vendían y compraban en el templo, y volcó las mesas de los cambistas, y las sillas de los que vendían palomas; y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; más vosotros la habéis hecho cueva de ladrones. Y vinieron a El en el templo, ciegos y cojos, y los sanó (Mt.21:12-14). Ante la autoridad del Señor para purificar el templo y su poder sobre las enfermedades, confirmamos: ¡Jesús es Dios!

4. Inicia su pasión y el final de su ministerio terrenal.

Cuando llegó cerca de la ciudad de Jerusalén, al verla, lloró sobre ella, diciendo: ¡Oh, si también tú conocieses, a lo menos en este tu día, lo que es para tu paz! Más ahora está encubierto de tus ojos. Porque vendrán días sobre ti, cuando tus enemigos te rodearán con vallado, y te sitiarán, y por todas partes te estrecharán, y te derribarán a tierra, y a tus hijos dentro de ti, y no dejarán en ti, piedra sobre piedra, por cuanto no conociste el tiempo de tu visitación (Lc.19:41-44). Pocos días después, estando en Getsemaní, previo a su aprehensión, a tres de sus discípulos, dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo (Mt.26:38). En esa misma hora, oró, diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra (Lc.22:42, 44). Después de esto vendría su aprehensión y crucifixión. Su tristeza, dolor, llanto y amor por la humanidad perdida nos mueven a creer y confesar: ¡Jesús es verdadero Hombre!

La majestuosidad real de Jesús hizo que la ciudad de Jerusalén se conmoviera y muchos preguntaran: ¿Quién es éste? La pregunta en sí misma revela desconocimiento, incredulidad y rechazo respecto a la persona y deidad de Jesús, pues pocos días después exclamarían: ¡Crucifícale! ¡Crucifícale! Por ello cuando el Señor vio la ciudad de Jerusalén, lloró sobre ella, porque no conoció el tiempo de su visitación.

Para ti, ¿quién es Jesús? O es verdaderamente el Hijo de Dios o un impostor. Si es un impostor la división de la historia en un antes y en un después de Cristo es una farsa. Pero si para ti Jesús verdaderamente es el Hijo de Dios, yo te invito para que abras la puerta de tu corazón y le recibas como Rey y Salvador. El tiempo de su visitación para tu vida es hoy. No le rechaces. Deja que entre triunfante hoy a tu corazón; y juntos, exclamemos: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!

formats

Artículos ICIAR – El Reino está verdaderamente dentro de nosotros

Un día, Taulero de Estrasburgo, el místico y reconocido por todos como santo, pasó al lado de un mendigo que se encontraba sentado junto al camino, de aspecto enfermo, pobre y andrajoso.

– “Dios le dé un buen día amigo mío” dijo el místico.

El mendigo aquel, le dio una respuesta sorprendente: – “Gracias a Dios, nunca he tenido un mal día” .

Taulero se detuvo en seco, asombrado; entonces le dijo al mendigo: – “Dios le de una vida feliz, amigo”.

Nuevamente la respuesta fue aún más desconcertante. – “Gracias a Dios nunca he sido infeliz”, dijo el mendigo.

– “¿Qué quiere usted decir?” dijo Taulero.

– “Bueno, dijo el mendigo, cuando el tiempo es bueno, doy gracias a Dios. Cuando llueve doy gracias a Dios, porque se que la tierra necesita la lluvia. Cuando tengo hambre, doy gracias a Dios porque entonces Dios comprende que el estar satisfecho es bendición suya. Puesto que la voluntad de Dios es mi voluntad, lo que a él le plazca, me place a mí. ¿Porque he de decir que soy infeliz cuando no lo soy?”.

Taulero para ese entonces asombradísimo se quedó mirando al hombre. – “¿Quién es usted? le preguntó con voz temblorosa – “¿quién es usted?”.

– “Yo soy un rey” dijo el mendigo.

– “¿Un rey?” dijo Taulero. – “¿Dónde está su reino?”.

El hombre andrajoso, sentado a la orilla del camino se sonrió y con la gravedad y tono de un verdadero Monarca dijo: – “Aquí, en mi corazón”.

Sí amigos, necesitamos nosotros comprender esta verdad que Jesucristo pregonó hace más de dos mil años: “Porque he aquí el reino de Dios está entre vosotros” así lo registra el evangelista Lucas en el capítulo 17, verso 21.


Artículos ICIAR - El reino de Dios


El reino de Jesucristo no está en determinado reducto porque el cristianismo tampoco está confinado a un solo lugar. El reino de Dios se está abriendo paso a través de una fuerza espiritual en medio de nosotros, así como en los días de Jesucristo, el reino no estaba dentro de los Sacerdotes o los Fariseos, hoy día tampoco está dentro de los religiosos o de los Jerarcas de la fe, está dentro de aquellos que comienzan a aceptar un cambio de mentalidad por medio del arrepentimiento, el cual se lleva a cabo en el interior del corazón.

Si alguien llegara a decir, “¿arrepentimiento de qué o por qué?”, contestaríamos: arrepentimiento de toda una forma equivocada de vida; de acciones que nunca debiéramos haber hecho, un cambio completo de ruta, para emprender un camino diferente al que nos ha sido impuesto y que tantos perjuicios nos ha causado.

Si esto hacemos, entonces no importa si estamos a la orilla del camino, no importará tampoco si somos ricos o pobres, jamás seremos infelices, sino que seremos reyes, estaremos satisfechos y compartiremos nuestra felicidad con los que nos rodean. ¿Valdrá la pena semejante decisión? Creemos que sí, ya es tiempo de un cambio verdadero en todos los órdenes de nuestra vida, ya urge un cambio en las cuestiones de nuestra Nación, pero cambiar por cambiar no significa un verdadero cambio.

Si lo hacemos para mejorar, sí es algo maravilloso. Dicen que en la etapa más pintoresca de nuestra historia nuestros gobernantes decían “quítate tú para ponerme yo”. Mejor cambiemos a un reino, un sistema en donde la injusticia no se conozca, ni la mentira aparezca, un reino donde nuestro sueño no sea interrumpido por la tragedia ni la violencia. El reino de Jesucristo no es una oferta barata, creemos que es la única opción, entonces sí tendremos buenos días, seremos felices, seremos reyes.

Que pronto sea una realidad que el reino de Dios, esté dentro de nosotros, que pronto esté dentro de nuestros corazones.

Aarón Cortés Hernández

formats

Artículos ICIAR – El origen de la vida y el ADN

El origen de la vida y el ADN

Es horrible que no nos crean, muchas veces la falta de apego a la verdad o la costumbre de exagerar hace que perdamos la credibilidad necesaria.

Algo parecido le sucedió a Francis Crick, todas las noches regresaba a casa y decía a su esposa Odile que se encontraba a unos pocos centímetros de encontrar el secreto que muchos habían tratado de desentrañar, la vida y su origen.

Hablaba así en centímetros, aunque él usaba otro patrón de medida, la inglesa, porque juntamente con su compañero James D. Watson descubrieron un rollo de aproximadamente dos metros, que cuidadosamente se encontraba dentro de cada una de los cien billones de células del cuerpo humano.

Su esposa no le creyó, pero tiempo después con su compañero recibió el premio Nóbel por haber encontrado la ahora famosa abreviatura del ácido desoxirribonucleico, el ADN. En ese rollo se encuentra almacenado el lenguaje de la vida, el origen de la vida.

Por supuesto que este descubrimiento y los que vinieron después relacionados con el ADN, pusieron nuevamente en el panorama de la humanidad, algo que mucha gente había olvidado, un personaje que está en todas partes, mismo que algunos reconocen y otros lo niegan: ¡Dios!

El entonces Presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, dijo cuándo los científicos anunciaron que habían identificado los tres mil millones de códigos del Genoma Humano, los científicos han descubierto un libro cerrado, “nuestro propio libro de instrucciones, el cual solo había sido conocido previamente por Dios”.


Artículos ICIAR - El origen de la vida y el ADN


George Sim Johnson, Did Darwin Get It Right, ¿Darwin entendió bien? Escribiría en The Wall Street Journal, en Septiembre 15 de 1999, “El ADN humano contiene más información organizada que la Enciclopedia Británica. Si el texto completo de la enciclopedia llegara del espacio codificado en lenguaje binario, la mayoría de la gente lo consideraría como una prueba de la inteligencia extraterrestre. Pero cuando es visto en la naturaleza, se explica como producto de fuerzas aleatorias”.

Odile, la Esposa de Francis Crick, se quedó pasmada cuando supo que el ADN provee la información genética necesaria para crear todas las proteínas de las que nuestro cuerpo está compuesto, cada uno de los treinta mil genes que están en nuestros veintitrés pares de cromosomas, pueden producir 20,500 tipos diferentes de proteínas, si no quiere hacer cuentas, no las haga. Un genetista llamado Michael Denton, cuando analizaba la montaña de información dijo: “Excede de manera inmensa a la de cualquier otro sistema conocido” Bill Gates dijo: “el ADN es como un programa de cómputo, sólo que mucho más complejo que cualquier cosa que hayamos imaginado alguna vez”.

Lo que estamos diciendo, amigos, es que el descubrimiento del ADN ha trastocado todas las explicaciones que de la vida se habían dado. Hoy la pregunta es: ¿de dónde salió esta información que nos habla de la vida? ¿qué es lo que nos dice la presencia de la información del ADN?

Creo que la presencia de la información en la célula se explica mejor a través de la actividad de un Agente Inteligente, ese Agente Inteligente se llama Dios, Él es creador de todo cuanto existe y por supuesto del ADN, así amigos aquello que en 1871 Carlos Darwin escribiera respecto a que la vida se originó cuando “se formó químicamente una mezcla de proteínas … en un pequeño estanque cálido, con luz, calor, electricidad, etcétera” hoy día sigue siendo un tema interesante del cual seguiremos tratando en colaboraciones próximas, mientras, pensemos ¿y si ahora resulta que sí hay Dios? ¿Qué tiene Él que ver conmigo y yo con Él? Deseo que usted la pase bien y que disfrute este Planeta que Dios nos ha dado para cuidar.

Aarón Cortés Hernández

formats

Artículos ICIAR – Jerusalén ciudad de oro

Artículos ICIAR

“Si me olvidare de ti, oh Jerusalén, pierda mi diestra su destreza. Mi lengua se pegue a mi paladar, si de ti no me acordare; si no enalteciere a Jerusalén como preferente asunto de mi alegría”. (Salmo 137:5-6)

Londres, Madrid, Nueva York, Paris, Ciudad de México, ¿cuál es la ciudad que más citan los turistas? Nadie, excepto nosotros, nos acordamos de Jerusalén, sin embargo, todos los días los ojos del mundo miran hacia ella, no será el Centro Económico del mundo, tampoco la Sede Diplomática de las Naciones Unidas, pero es única, es bella, es Jerusalén.

Hace cerca de dos mil años, la Ciudad se conmocionó, una escena singular miraron sus habitantes, un sencillo Rabino de treinta y tres años, montado en un burrito, entró a la ciudad, provocando la alegría y admiración de quienes le vieron. Hoy día se conoce ese hecho como La Entrada Triunfal, y marcó ese día para siempre el significado espiritual de una ciudad incomparable, por los hechos importantes que se han desarrollado en sus calles y palacios. Volvamos unos momentos más a Jerusalén: está situada a 31 grados y 41 minutos de latitud Norte, y a 35 grados 14 minutos de longitud Este, ya no está en el centro de los mapas modernos, pero sigue siendo el centro de la historia y la profecía proclama para ella, un gran futuro. El día maravilloso de la entrada triunfal, Jesús el Nazareno, cumplió las profecías de Zacarías cuando dijo: “Alégrate mucho, hija de Sion; davoces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y Salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna” (Zac. 9:9).


 

Artículos ICIAR - Jerusalén


Al entrar de este modo triunfal en la ciudad, el Señor no era inconsecuente con su humildad ni con su estado de humillación que asumió al encarnarse como el Hijo de Dios. Aclamado, admirado, pero llevado a la muerte por la misma multitud, cinco días después. Nos llama la atención que Jesús no entró a Jerusalén para ser aceptado, sino para ser rechazado, también un singular hecho, desde la vista privilegiada del Monte de los Olivos, al acercarse a la ciudad al verla lloró, ante la presciencia de lo que le iba a ocurrir, treinta y tantos años después. Lamentablemente la ciudad no conoció el día de su visitación, tan bella y privilegiada, pero tan ingrata y sombría.

Pero hay cosas que son para nuestra paz, cuyo conocimiento nos interesa grandemente. Hay un tiempo para nuestra visitación, debemos conocer ese tiempo cuando la mano divina esta llamando a la puerta de nuestro corazón, anhelando tener comunión con nosotros, así es queridos lectores, quiera Dios que nosotros apreciemos el día en el cual Jesucristo hará su entrada triunfal en nuestra alma, para limpiarnos y perdonarnos de nuestros pecados. Deseamos que todos nosotros apreciemos estos días tan especiales y que la hora de nuestra redención, se lleve a cabo, por la obra de la Pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo.

Aarón Cortés Hernández

formats

Artículos ICIAR – Dios nos está buscando

Artículos ICIAR – Dios nos está buscando

Artículos ICIAR

En el Nuevo Testamento, en el Evangelio según San Lucas en el capítulo 15, encontramos varios indicios de que la divinidad está buscando nuestras almas.

Esta búsqueda es continua y obstinada y no la dejará hasta encontrarnos.

En este capítulo se nos habla de una oveja perdida, de una moneda perdida y de un hijo perdido; antes de estas parábolas la humanidad jamás había escuchado palabras semejantes. La divinidad busca al hombre, aunque el hombre busca evadirse de la divinidad. Platón el filósofo decía: “es difícil encontrar al Autor del universo” y los sabios hindúes dicen: “no molesten a Dios con sus impertinencias, déjenlo dormir”.

Gandhi, el gran Mahatma, dijo que “encontrar a Dios, es tan difícil como sacar el agua del mar con un popote”.

El Evangelio San Lucas sin embargo, nos da la información adecuada. Un pastor, diligente y amoroso que busca su descuidada oveja y no para hasta encontrarla.

Una mujer que barre toda la casa hasta encontrar la moneda que adorna su diadema y que simboliza su virtud la cual ha perdido.

Esto último es semejante a la divinidad que barre el universo con la escoba de la gracia hasta encontrar nuestras almas perdidas. Porque de la misma manera que en la moneda está troquelada la imagen del soberano quien le da valor con su efigie; así en las almas de los hombres está grabada la imagen de Dios, quien no cejará hasta encontrar las almas y recuperar la imagen perdida en ellas.

Todo esto nos da la relevante noticia de que hay un interés por encontrarnos, pero en cuanto al hijo perdido, el padre de este pródigo no va en su búsqueda, pero su amor incomparable nunca lo abandonó sino que fue con él, hasta tierras lejanas y ese amor no lo dejó perdido sino lo guió de vuelta a casa.


Artículos ICIAR. Dios nos está buscandos

 


No hay duda, Dios nos está buscando. A veces la búsqueda es breve y pronto nos dejamos encontrar, a veces tarda un poco. Otras veces la desgracia es que hallados, volvemos a extraviarnos y nuevamente ese obstinado amor, vuelve a la carga para de nuevo encontrarnos.

¿Hasta cuándo Dios estará persiguiéndonos para encontrarnos y llevarnos a casa?

Nos contaba un amigo, que momentos antes de entrar al quirófano en donde el cirujano le extirparía un tumor, Dios que lo buscaba lo encontró, porque él se dejó encontrar ante la proximidad de lo incierto.

Esa búsqueda incesante de la que ahora tenemos conocimiento es tenaz, es tan constante que la percibimos en todo momento y lugar y exclamamos ¡Dios mío!

¡Me has hallado! Porque no podemos aventurarnos teniendo la evidencia de que nos busca, a cerrarle nuestro corazón. Que grande tenacidad, que divina persistencia.

Entonces sentimos que la búsqueda ha terminado, porque nos invade una bella dicha, todo es más brillante.

Si tiene la experiencia de saberse hallado por el Señor, una sugerencia, diga simplemente: Te doy las gracias.

Aarón Cortés Hernández

formats

Himnario ICIAR – Yo quiero trabajar por el Señor – Himno No. 17 Congregacional

Himnario ICIAR – Yo quiero trabajar por el Señor – Himno No. 17 Congregacional

Himnario ICIAR


YO QUIERO TRABAJAR POR EL SEÑOR

1

Yo quiero trabajar por el Señor,

Confiando en su Palabra y en su amor;

Quiero yo cantar y orar,

Y ocupado siempre estar

En la obra del Señor.

Coro

Trabajar y orar

En la obra, en la obra del Señor;

Sí, mi anhelo es orar,

Y ocupado siempre estar

En la obra del Señor.

2

Yo quiero cada día trabajar,

Y esclavos del pecado libertar;

Conducirlos a JESÚS

Nuestro guía, nuestra luz,

En la obra del Señor.

3

Yo quiero ser obrero de valor,

Confiando en el poder del Salvador;

El que quiera trabajar,

Hallará también lugar

En la obra del Señor.

Letra y música: Isaiah Baltzell

Yo quiero trabajar por el Señor – Himnario ICIAR No. 17 Congregacional (PDF)

Si experimentas alguna falla con el servidor soundcloud puedes probar con el siguiente reproductor – Yo quiero trabajar por el Señor – Himnario ICIAR No. 17 Congregacional


Himnario ICIAR