formats

Fortaleza para el alma

fortaleza para el alma

¿Qué es Fortaleza para el Alma?

Es un Programa de Evangelismo que lleva Fortaleza Para el Alma Mediante la Palabra Divina de Dios.

Este Programa comienza con uno Mismo; ya que no se puede compartir Fortaleza para el Alma si nosotros necesitamos de ella.

¿Algunas de estas frases se adecuan a tu situación actual?

– Me siento solo, aunque hay mucha gente a mi alrededor

– A pesar de todo lo que realizo y he logrado, no le encuentro sentido a mi vida

– He sentido el rechazo de la gente que amo; o yo los rechazo

– Tengo amargura a causa de lo que me toco vivir

– He tratado por todos los medios de salir en la situcaión en la que me encuentro

– No tengo fortaleza interna para afrontar mis problemas emocionales y/o sexuales

– No puedo perdonar lo que otros han hecho

– Me deprimo con facilidad

– Los problemas económicos y familiares me agobian.

Si marcaste una o varias opciones, tú necesitas fortaleza en el alma

 

En esta página web encontrarás la manera de superar tu situación actual por difícil que ésta sea.

Aproximadamente el 80% de las enfermedades tienen un origen emocional. La gente de hoy vive enferma en su interior por los problemas familiares, las presiones en el trabajo o en la escuela, y por experiencias que en el pasado les hicieron daño.
Lo que comúnmente hacemos es negar o evadir la situación que nos lastima, para no tener que enfrentar el dolor.

Se necesita fortaleza en el alma para soltar lo que nos esclaviza del pasado, fortaleza para afrontar el presente de manera sabia. ¿Cuanto tiempo podrás ignorar lo que hay dentro de ti sin ser victima de tus propios rencores, depresiones, miedos y sin atender tus necesidades espirituales? Jesucristo te invita: “Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar”. (Mateo 11:28)

Es importante que sepas cuan grande es el amor de Dios por ti. Jesucristo murio en la cruz para sanar tu alma y por medio de su incomparable amor fortalecerte y enseñarte un nuevo estilo de vida, libre de la esclavitud de tu pecado sin Dios. La Biblia dice: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.” Juan 3:16.

Dios te dará la sabiduría y fortaleza para superar tus problemas, pero si no rompes actitudes viciadas, será imposible lograr otro tipo de vida.

muchedumbrecelestial

Analízalo

En un análisis honesto, te darás cuenta de que somos el resultado de nuestras decisiones y no tan solo de quienes nos dañaron.

Es importante que reconozcas que has ofendido a Dios

Dios dice que somos pecadores, el pecado es la desobediencia a sus leyes y el resultado de esta, es la separación eterna del hombre y Dios. “Como esta escrito: No hay justo, ni aun uno; no hay quien entienda, no hay quien busque a Dios”. Romanos 3:10-11.

No importa el nivel de moralidad con el que te comportes, tus mejores intentos por vivir adecuadamente nunca serán suficientes para liberarte del pecado y sus consecuencias.

Es importante que sepas que Jesucristo murió por ti. Dios envió a su Hijo Jesucristo para tomar el lugar que nos correspondía por nuestros pecados y murió en nuestro lugar.

¿La necesitas?

oraciónEs el único camino para acercarnos al Dios único y santo “Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre”. 1A Timoteo 2:5.

La forma para acercarte a Dios es que te arrepientas con fe en Cristo y aceptes vivir conforme a su voluntad.

Es importante que hoy te decidas recibir la libertad para tu alma.Decídete No es lo mismo afrontar tus situaciones diarias sin Dios, que contar con la fortaleza que Él te ofrece. “¿Por qué gastáis el dinero en lo que no es pan, y vuestro trabajo en lo que no sacia? Oídme atentamente, y comed del bien, y se deleitará vuestra alma con grosura.” Isaías 55:2.

Dios conoce tu dolor y el peso que te agobia por tus cargas, entrégaselas y confía que Él puede hacerte libre: si te arrepientes y le reconoces como el dueño absoluto de tu vida. Habla con Él a través de una oración como ésta:

Padre, en el Nombre de Jesucristo tu Hijo, me acerco ti, reconociendo que no he vivido como tu quieres, te pido me perdones, me arrepiento de mis pecados. Recibo a tu Hijo Jesucristo como mi Salvador, toma el control de mis pensamientos, sentimientos y voluntad. Tú conoces mi dolor y mi necesidad, dame la fortaleza y valentía para enfrentar la vida. Se mi guía para tomar las decisiones correctas, a partir de hoy, te agradezco tu amor en el Nombre de Jesús. Amén.

Si oraste y tomaste una decisión, es importante que busques la compañía y ayuda de otras personas que te conduzcan a conocer más a Dios.