formats

Escuela Dominical. Lección 9: La obediencia y adoración a Dios (El fervor de la Iglesia).

Escuela Dominical ICIAR del 19 Junio del 2016

Escuela Dominical Lección 9: La obediencia y adoración a Dios (El fervor de la Iglesia)

Escuela Dominical ICIAR 19 Jun 2016

Escuela Dominical ICIAR – Lección 9: La obediencia y adoración a Dios (El fervor de la Iglesia). 19 Jun 2016

Escuela Dominical . Deberes e Identidad de la Iglesia

Deberes e identidad con la iglesia

TV ICIAR

Escuela Dominical video-iciar

LECCION9-LA-OBEDIENCIA-ADORACION-A-DIOS
LECCION9-LA-OBEDIENCIA-ADORACION-A-DIOS
LECCION9-LA-OBEDIENCIA-ADORACION-A-DIOS.pptx
5.5 MiB
919 Downloads
Details
LECCION9-LA-OBEDIENCIA-ADORACION-A-DIOS
LECCION9-LA-OBEDIENCIA-ADORACION-A-DIOS
LECCION9-LA-OBEDIENCIA-ADORACION-A-DIOS.pdf
4.4 MiB
564 Downloads
Details

Pasaje bíblico: Hebreos 2.12; Romanos 12.11

Hebreos 2

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

12 diciendo:
Anunciaré a mis hermanos tu nombre,
En medio de la congregación te alabaré.

Romanos 12

11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;


Verdad Bíblica : La Biblia enseña el fervor espiritual para servir al Señor.

Verdad Bíblica Aplicada: . La iglesia de Cristo debe honrar a Dios adorándole con fervor, llena del Espíritu Santo.

Objetivo: Perseveremos en el fervor espiritual y la unción constante del Espíritu como sello distintivo de la Iglesia para honrar al Señor, la Iglesia sea vivificada y las personas sigan siendo salvas.

I Introducción:

Uno de los objetivos del Plan General de Desarrollo de la Iglesia Cristiana Interdenominacional, dice que el 100% de nuestros cultos deberán ser fervientes y asistidos por el Espíritu Santo. Esto nos debe llevar a un verdadero esfuerzo  de pastores, ministras y congregantes para alcanzar este objetivo, a nivel local, presbiteral y general; de tal manera que los cultos en la ICIAR sean verdaderamente fervientes y edificantes.

Fervor es celo ardiente hacia las cosas de piedad y religión. Entusiasmo o ardor con que se hace algo.

¿Cómo puede la iglesia manifestar siempre su fervor a Dios?

¿Por qué no es permanente este fervor? .

II. CONOCIMIENTO BÍBLICO

  • Análisis bíblico:

“Diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, en medio de la congregación te alabaré.” (He.2.12).

  • Existe una profunda unidad entre el Señor Jesucristo y aquéllos a quienes Él salva. El Espíritu de Cristo llena a la Iglesia y se identifica íntimamente con Su pueblo en la predicación y en la alabanza.
  • Cristo mismo se une al canto; y esta alabanza permite un anuncio ungido de Su Palabra.
  • El nombre de Dios es glorificado.
  • Cada momento de los cultos fervientes son para edificación, exhortación y consolación de la congregación.

“Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu”.

  • Actitudes espirituales de plena y continua dedicación. Es «aquí y ahora».
  • Desechemos el desánimo. Que la presencia de Dios en nuestros cultos nos inunde de fervor espiritual ahora y siempre.
  • Documento histórico de nuestra iglesia. El documento histórico en el cual se publicaron los puntos centrales de la doctrina que sustenta nuestra iglesia dice: «Estamos ceñidos a la pureza y sencillez del evangelio primitivo, no usamos dogmas ni liturgias ceremoniales, solamente echamos mano de los medios de gracia que están a nuestro alcance para el culto y la alabanza a Dios».

 

  • La lectura reverente de la Biblia. La lectura de la Palabra de Dios en nuestros cultos no debe ser de manera rutinaria y mecánica, sino con devoción espiritual, permitiendo que a través de ella honremos a Dios, y que el Espíritu Santo edifique nuestra vida. De acuerdo con la definición de fervor, debemos hacerlo con celo ardiente hacia la Palabra (Col.3.16). Los que tienen la bendición de dirigir la alabanza en los cultos deben hacerlo con entendimiento, con lecturas adecuadas que hablen de las maravillas de Dios; le den la gloria y conduzcan a los congregantes a un encuentro de profunda comunión con el Señor Jesucristo. (Ro.10.17).
  • Melodías espirituales expresadas por medio del canto sincero.El canto es otro medio de gracia que empleamos en nuestros cultos. Para que sean con fervor, deben ser con entusiasmo y ardor. Nuestro canto debe de ser sincero y expresarlo con entendimiento, es decir, de la mejor manera posible, sin distracción y desde lo profundo del corazón (1Co.14.15b). Alabar a Dios con nuestro canto lo dicen muchos pasajes de la Biblia (1Cr.16.23-24; Sal.30.4). Debemos cantar con salmos, cantos basados en la Palabra de Dios, con himnos, cantos emblemáticos e históricos de la iglesia; y con cánticos espirituales, un canto nuevo resultado del mover del Espíritu Santo en la iglesia presente (Ef.5.19).

 

  • La oración ferviente elevada a Dios. La oración es el tercer medio de gracia que menciona el documento citado. Ésta debe ser ferviente, con el espíritu y con el entendimiento (1Co.14.15a). El Señor Jesucristo en referencia al templo dijo que debe ser casa de oración (Mt.21.13). En varios pasajes del Nuevo Testamento se nos habla de la oración ferviente de la iglesia y los creyentes (Hch.1.14; 4.31; 6.4; Ro.12.12; Ef.6.18). La oración ferviente debe abundar en nuestros cultos, debe ser el distintivo de ellos.
  • El testimonio espontáneo, es otro elemento del culto que menciona el documento al que estamos haciendo referencia. El testimonio debe ser veraz, claro y breve, sin que sea forzado, porque forzar a los hermanos a testificar da muy mala impresión a los presentes y no honra a Dios, ni edifica a la iglesia. De preferencia, si alguien tiene algún testimonio, que lo informe previamente al pastorado para que en su momento se le dé oportunidad de comunicarlo a la congregación. (1Co.14.40).

 

  • La predicación, es también una parte muy importante del culto a la cual se le debe dar toda la atención sin distracción alguna. Es el momento en que vamos a recibir lo que Dios tiene para nosotros y no debe tomarse a la ligera, ni por el que predica ni por los que escuchan, porque a través de ella Dios habla (Sal.78.1; Hch.6.4; 1Co.2.4; 2Ti.4.2). Es necesario poner toda nuestra atención a la Palabra de Dios. Hay que evitar estar entrando y saliendo, contestar celulares, estar leyendo otra cosa o hablando con los de al lado.

III. DISCERNIR EL ERROR

ERROR 1. Algunos creyentes menosprecian el culto a Dios.

RESPUESTA BÍBLICA: La iglesia no debe menospreciar el culto a Dios ya que es una manera de expresarle a Dios nuestra verdadera gratitud y reverencia. Es muy común dar prioridad a otras actividades antes que al culto. Con facilidad faltamos o llegamos tarde, cuando podíamos estar desde el principio; o estamos en el templo haciendo otras cosas y no rendimos culto a Dios con la iglesia. Sin una vida cultual abundante y ferviente, el alma se seca y pierde la vida espiritual que Dios le ha dado. (Jn.15.4-6).

ERROR 2. Algunos pastores y ministras no se preparan adecuadamente en oración ni estudio de la Palabra.

RESPUESTA BÍBLICA: Los que ministran y predican no deben menospreciar el culto a Dios. Dios nos ha llamado para que le honremos y le sirvamos. Este servicio debemos presentarlo con todo el corazón, con toda el alma, con toda la mente y con todas las fuerzas (Mr.12.30). Nuestro servicio en el culto requiere de la preparación adecuada en oración y estudio de la Escritura para una participación ferviente e inspiradora (1P.4.11). Los que predican, los que dirigen, los que tocan los instrumentos, los que cantan, todos debemos estar bien preparados, desde el principio del culto hasta el final del mismo, para darle a Dios la honra debida a su nombre (1Cr.16.29).

IV. ENDEREZAR LA DIRECCIÓN

El fervor y las manifestaciones del Espíritu Santo eran lo más usual en las reuniones de la iglesia primitiva. De igual manera fue en la Iglesia Cristiana Interdenominacional en sus orígenes. Necesitamos conservar ese fervor que nos caracterizó; y así, las personas puedan conocer al Dios que conocemos y anunciamos.

V. CAPACITAR PARA VIVIR COMO A DIOS LE AGRADA

Congregaciones y pastores debemos esforzarnos para tener el 100% de nuestros cultos fervientes y llenos del poder del Espíritu Santo. De esa forma, estaremos honrando a nuestro Padre que está en los cielos, y las iglesias serán fortalecidas y edificadas en el temor de Dios.

Pasajes relacionados con la lección para meditar en la semana:

LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES
Romanos 12.11 Hechos 9.31 Salmo 105.2 Juan 15.4-6 1 Pedro 4.11


Directorio de Archivos de la Escuela Dominical 2do Trimestre 2016


Las citas bíblicas referidas al final de cada tema general tienen el propósito de que usted realice su estudio devocional acorde al tema tratado con las siguientes.

1.En un cuaderno que destine para este fin, anote la cita indicada del día.

2. Luego de una sencilla y sincera oración, lea el pasaje dos o tres veces con atención. Trate de descubrir lo que Dios le dice en relación a los siguientes puntos y anótelo en su cuaderno:

  • Conocimiento de algo que haga crecer su fe.
  • Discernir algún error que esté cometiendo.
  • Corregir la dirección de un área de su vida.
  • Hacer en la semana lo que Dios le está pidiendo.

3. Vuelva a orar y comprométase con Dios para llevar a cabo lo que le está indicando.


Calendario Escuela Dominical ICIAR 2do trimestre 2016

 

 

Calendario de Escuela dominical del segundo trimestre.

 

Abril

Tema de Dominical

3 de abril

Atributos Naturales de Dios (Misericordia)

10 de abril

Las enseñanzas espirituales de la Biblia.

17 de abril

La adopción como hijos de Dios.

24 de abril

La Ascensión de nuestro Señor Jesucristo.

Mayo

 

1 de mayo

El concepto fundamental de la perfección cristiana.

8 de mayo

Dones del actuar (Milagros)

15 de mayo

Día de Pentecostés

22 de mayo

La iglesia actual y la práctica de la Sanidad Divina.

29 de mayo

Repaso

Junio

 

5 de junio

El juicio final (La resurrección de condenación).

12 de junio

La resurrección para vida eterna.

19 de junio

La obediencia y adoración a Dios.

(El fervor de la iglesia).

26 de junio

Repaso

Solo a Dios la gloria.