Escuela Dominical ICIAR. Lección 8. El libro de Daniel. 8 Septiembre 2019


Escuela Dominical ICIAR. Lección 8. El libro de Daniel. 8 Septiembre 2019

Escuela Dominical ICIAR. Libro de Daniel

 


Conoce tu Biblia

Escuela Dominical. Conoce tu Biblia

 

Ve aquí el próximo domingo la ESCUELA DOMINICAL del 8 Septiembre de 2019 por YOUTUBE
Escuela Dominical ICIAR. Lección 8. El libro de Daniel. 8 Septiembre 2019

Escuela Dominical ICIAR  20190908-Leccion8-Libro-Daniel PPTX

 

Escuela Dominical ICIAR  20190908-Leccion8-Libro-Daniel PDF


Escuela Dominical ICIAR.

Lección 8. El libro de Daniel. 8 Septiembre 2019

Verdad Bíblica

  • La Biblia nos enseña que si buscamos a Dios con todo el corazón Él nos mostrará su buena voluntad.

Verdad Bíblica Aplicada

  • Si escudriñamos su Palabra y obedecemos a sus mandamientos, Dios nos mostrará su voluntad y nos capacitará para serle instrumentos útiles.

Introducción

El segundo libro de Reyes terminó contándonos que los ejércitos del rey babilónico Nabucodonosor destruyeron el primer templo judío, sus soldados expulsaron a los judíos de la tierra de Israel y los obligaron ir a Babilonia.

Leeremos en el libro de Daniel, la historia de lo que aconteció inmediatamente al exilio Babilónico y en una segunda parte, encontraremos una serie de profecías que enmarcan lo que el pueblo de Israel ha pasado y continuará, hasta el regreso de nuestro Señor Jesucristo y la resurrección de los muertos.

Su autor, como su nombre lo indica, es el profeta Daniel, quien se convertiría en el líder de su generación, y que la guió durante el exilio y hasta su regreso a la tierra de Israel 70 años después, aproximadamente desde el 607 hasta el 534 a.C.

Para corregir

  • Cada creyente puede ser un instrumento de Dios.
  • De la historia de Daniel, aprendemos que no depende de la edad, pues Daniel fue un instrumento de Dios desde muy corta edad.
  • No podemos quedarnos pasivos esperando a que Dios nos use, sino que, como Daniel, debemos empezar por nosotros mismos, leales a Dios y a Su Palabra.

Para instruir

  • Cuando templo judío estaba destruido, Daniel oraba 3 veces al día, en sustitución de los sacrificios.
  • Su compromiso en su servicio a Dios era tal, que ni aún exponiendo su propia vida dejó de servirle a Dios en la oración.
  • De esto aprendemos que el principio de todo servicio a Dios y del fortalecimiento de nuestras almas, es la oración.

Conclusión

Si bien el libro de Daniel llama la atención por su corte apocalíptico, una buena enseñanza que debemos aprender es que Dios usa a todo aquel que dispone no sólo su corazón, sino sus actos y su vida entera a Su servicio. Por lo tanto, queridos hermanos, mantengámonos firmes, y nunca dejemos de trabajar más y más por el Señor. Y recordemos que nada de lo que hacemos para Dios es inútil (1Co.15:58).


Consulta aquí, las Escuelas Dominicales anteriores.

 


Podcast de Itunes AppleICIAR Podcast Itunes


Solo a Dios la gloria.