Escuela Dominical ICIAR. Lección 7. Oraciones escogidas. 16 junio 2019


Escuela Dominical ICIAR. Lección 7. Oraciones escogidas. 16 junio 2019
Escuela Dominical ICIAR. Oraciones escogidas

 


Devoción

Escuela Dominical ICIAR. Devoción

 

Ve aquí el próximo domingo la ESCUELA DOMINICAL del 16 de junio de 2019 por YOUTUBE

Escuela Dominical ICIAR  20190616-Oraciones-Escogidas PPTX

 

Escuela Dominical ICIAR  20190616-Oraciones-Escogidas PDF


Escuela Dominical ICIAR.

Lección 7. Oraciones escogidas.

Verdad Bíblica

  • La Palabra de Dios contiene ejemplos de oraciones inspiradas por el Espíritu Santo.

Verdad Bíblica Aplicada

  • Aprendamos de las oraciones contenidas en la Biblia, para que al orar seamos dirigidos por el Espíritu Santo.

Introducción

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil.

El libro de los Hechos 4:23 al 31 narra la oración de los primeros creyentes, después que Pedro y Juan fueron liberados; en esa oración hicieron mención del Salmo 2:1-2 porque conocían la palabra de Dios.

En la Biblia encontramos diversas oraciones, las cuales expresan el sentir de personas que como nosotros enfrentaron diferentes circunstancias; tales oraciones están en la Palabra de Dios para enseñarnos a orar.

En nuestras oraciones sigamos los ejemplos de David, Habacuc, Jabes, María y Salomón; no permitamos que el pecado estorbe nuestra comunión con Dios y fortalezcamos nuestra fe escudriñando cotidianamente la Palabra de Dios (Sal.32:1-6 y Ro.10:17).

La palabra de Dios nos enseña: “… orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;” (Ef.6:18); “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.” (Fil.4:6).

Conclusión

Oremos a Dios con el espíritu, con el entendimiento y de manera intensa, es un mandato de Dios y así lo han hecho nuestros padres en la fe. En estos tiempos muy peligrosos en todo el mundo y en nuestro país, Dios nos dice: Velad y orad (Marcos 13:33-37).


Solo a Dios la gloria.