Escuela Dominical ICIAR. Lección 2. El libro de Isaías (parte 2). 28 abril 2019


Escuela Dominical ICIAR. Lección 2. El libro de Isaías (parte 2). 28 abril 2019

Escuela Dominical ICIAR. Isaías


Conoce tu Biblia

Escuela Dominical. Conoce tu Biblia

 

Ve aquí el próximo domingo la ESCUELA DOMINICAL del 28 Abril 2019 por YOUTUBE


Escuela Dominical ICIAR  20190428-Leccion2-Libro-Isaias-2pte PPTX

 

Escuela Dominical ICIAR  20190428-Leccion2-Libro-Isaias-2pte PDF


Escuela Dominical – Libro de Isaías (parte 2)

Verdad Bíblica

La Biblia nos enseña que Dios es bueno y consuela a sus hijos en los momentos de aflicción.

Verdad Bíblica Aplicada

Si nos volvemos de nuestros malos caminos, Dios nos perdonará y consolará nuestro corazón afligido.

Introducción

El libro para su estudio se divide en tres secciones:

sección condenatoria. (1-35) Al leer esta sección escuchamos el rumor de la ira de Dios contra la apóstata Israel y la idolatría de las naciones que le rodean.

sección histórica, (36-39) que contiene el relato de la invasión asiria y el misericordioso rescate de Jerusalén por Dios.

sección consolatoria, contiene palabras de consuelo al castigado Israel y promesas de restauración y bendición. (40-66)

Conclusión

Dios siempre se compadece de su pueblo (Is.40:2), Si hemos fallado, debemos pedir perdón a Dios  y buscarle con todo nuestro corazón para ser restaurados  confiando en su palabra (Sal.34:4-5)  Recordemos que el Señor se compadece de nuestras debilidades porque fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado (He.4:15).

Jesucristo fue enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel (Is.61:1).

Y así nos encontrábamos muchos de nosotros pero, ¡Gracias a Dios, Cristo nos ha libertado! Sin embargo aún hay mucha gente, que vive esclava del pecado.

Llevemos el mensaje de la cruz a los perdidos y proclamemos que Cristo derramó su sangre en la cruz del calvario para perdonar sus pecados y liberarlos de la cautividad en que se encuentran.


Solo a Dios la gloria.