Escuela Dominical ICIAR – Lección 4: La Santidad en mi Persona. – 11 Mayo 2014

Escuela Dominical ICIAR – Lección 4: La Santidad en mi Persona. – 11 Mayo 2014

La Santidad en mi Persona

Escuela Dominical ICIAR 11 Mayo 2014

 

Lección 4: La Santidad en mi Persona.

4to Punto Doctrinal: La Santificación del creyente


 

Da clic en la imagen y ve la escuela dominical

de manera interactiva

 

Pasaje bíblico: 1 Tesalonicenses 5.12-24Escuela dominical

1 Tesalonicenses 5

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Pablo exhorta a los hermanos

12 Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan;

13 y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.

14 También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos.

15 Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos.

16 Estad siempre gozosos.

17 Orad sin cesar.

18 Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

19 No apaguéis al Espíritu.

20 No menospreciéis las profecías.

21 Examinadlo todo; retened lo bueno.

22 Absteneos de toda especie de mal.

23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

24 Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.


Verdad Bíblica : La Palabra de Dios enseña que la santidad es necesaria en el hijo de Dios.

Verdad Bíblica Aplicada: La santidad verdadera da testimonio de que Cristo vive en nosotros.

Objetivo: Cuidemos siempre la relación que tenemos con Dios, para desarrollar nuestra santidad personal y honrar al Señor delante de todos.

Introducción:

La santidad es algo indispensable para el que acepta a Cristo como su Salvador, pues escrito está “Sin santidad nadie verá al Señor.” (He.12.14). La verdadera santidad caracteriza los actos externos, pero más, el móvil o la intención del corazón.

El cristiano se abstiene de contaminarse mostrando su carácter en formación por su relación con Dios.


Las citas bíblicas referidas al final de cada tema general tienen el propósito de que usted realice su estudio devocional acorde al tema tratado con las siguientes.

1.En un cuaderno que destine para este fin, anote la cita indicada del día..

2. Luego de una sencilla y sincera oración, lea el pasaje dos o tres veces con atención. Trate de descubrir lo que Dios le dice en relación a los siguientes puntos y anótelo en su cuaderno:

  • Conocimiento de algo que haga crecer su fe.
  • Discernir algún error que esté cometiendo.
  • Corregir la dirección de un área de su vida.
  • Hacer en la semana lo que Dios le está pidiendo.

3. Vuelva a orar y comprométase con Dios para llevar a cabo lo que le está indicando.