Escuela Dominical ICIAR – Lección 2: RECOLECCIÓN Y CONSERVACIÓN DE LA BIBLIA – 27 de ABRIL 2014

Escuela Dominical ICIAR – Lección 2: RECOLECCIÓN Y CONSERVACIÓN DE LA BIBLIA – 27 de ABRIL 2014

RECOLECCIÓN Y CONSERVACIÓN DE LA BIBLIA

Escuela Dominical ICIAR 27 Abril 2014

 

Lección 2: RECOLECCIÓN  Y CONSERVACIÓN DE LA BIBLIA

2do Punto Doctrinal: La Biblia es la Palabra de Dios


 

Da clic en la imagen y ve la escuela dominical

de manera interactiva

 

Pasaje bíblico: Mateo 24.35; 1 Pedro 1.24-25Escuela dominical

Mateo 24

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

35 El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

1 Pedro 1

Reina-Valera 1960 (RVR1960)

24 Porque:
Toda carne es como hierba,
Y toda la gloria del hombre como flor de la hierba.
La hierba se seca, y la flor se cae;

25 Mas la palabra del Señor permanece para siempre. m Y esta es la palabra que por el evangelio os ha sido anunciada.


Verdad Bíblica : Cristo aseveró que a través de los siglos Su Palabra permanecería vigente.

Verdad Bíblica Aplicada: Dios estableció perpetuamente sus testimonios para nuestra bendición.

Objetivo: Conoceremos que la autenticidad de la Biblia radica en la manera como fue recopilada y conservada por Dios para bendición y vida eterna.

Introducción:

Los manuscritos originales de la Biblia fueron escritos en materiales perecederos (arcilla, papiro, pergaminos).

Fueron copiados y recopilados cientos de veces, por cientos de años hasta antes de la invención de la imprenta en 1440, en que se convertiría en el primer libro impreso.

En un proceso tan largo y fatigoso, ¿cómo podemos estar seguros de que en pleno siglo XXI tenemos un ejemplar de la Biblia fiel a los originales? Estudiando, el proceso de recopilación y conservación de la Biblia comprobaremos que tenemos la palabra profética más segura, pues Dios mismo prometió guardarla y preservarla eternamente.

 


 

 

Las citas bíblicas referidas al final de cada tema general tienen el propósito de que usted realice su estudio devocional acorde al tema tratado con las siguientes.

1.En un cuaderno que destine para este fin, anote la cita indicada del día..

2. Luego de una sencilla y sincera oración, lea el pasaje dos o tres veces con atención. Trate de descubrir lo que Dios le dice en relación a los siguientes puntos y anótelo en su cuaderno:

  • Conocimiento de algo que haga crecer su fe.
  • Discernir algún error que esté cometiendo.
  • Corregir la dirección de un área de su vida.
  • Hacer en la semana lo que Dios le está pidiendo.

3. Vuelva a orar y comprométase con Dios para llevar a cabo lo que le está indicando.