Escuela Dominical ICIAR. Lección 9. El orígen humano y divino del Mesías. 10 Marzo 2019


Escuela Dominical ICIAR. Lección 9. El orígen humano y divino del Mesías. 10 Marzo 2019

Escuela Dominical ICIAR - El orígen humano y divino del Mesías
Escuela Dominical ICIAR  20190310-Leccion9-El-origen-humano-divino-Mesias PPTX
Escuela Dominical ICIAR  20190310-Leccion9-El-origen-humano-divino-Mesias PDF
DoctrinaEscuela Dominical ICIAR. Iglesia
ESCUELA DOMINICAL del 10 MARZO 2019

Escuela Dominical – El orígen humano y divino del Mesías

Verdad Bíblica

La Biblia dice que Jesucristo es el Salvador del mundo, Dios encarnado.

Verdad Bíblica Aplicada

Todo creyente debe saber que el Señor Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre.

Introducción

La señal dada es que el Mesías habría de nacer de una virgen y así ser manifestado en carne.

El cumplimiento de la profecía nos demuestra que se trata de una virgen, de una doncella que no conoce varón, como María profesa ser.

Los magos que vinieron del oriente a Jerusalén para adorar humildemente al recién nacido Rey de los Judíos, le ofrecen sus presentes.

Profecías acerca de la encarnación del Mesías.

  • En el Antiguo Testamento. (Is.7:14; 9:6-7; Mi.5:2)
  • Nuevo Testamento (Lc.1:31-35; Mt.1:20-21; Lc.2:10-12; 2:25-32).
  • Razones de la encarnación. ¿Por qué la encarnación por el nacimiento virginal?
  • A. Para revelar al Dios invisible (Jn.1:18; 14:9).
  • B. Para cumplir la profecía (Gn.3:15).
  • C. Para garantizar el pacto davídico (2S.7:8-17).
  • D. Para hacer sacrificio por nuestros pecados (He.10:4-5, 10,12).
  • E. Para reconciliar al hombre con Dios (1Ti.2:5-6).
  • F. Para destruir al diablo y sus obras (He.2:14).
  • G. Para sanar a los quebrantados de corazón (Lc.4:18).
  • H. Para dar vida abundante (Jn.3:36).
  • I. Para glorificar al Padre (Jn.13:31; 14:13).

Conclusión

Aquellos magos aceptaron sumisos la guía del Señor Jesús y obedecieron las órdenes de Dios sin preguntar. El cristiano debe venir a Jesucristo en completa sumisión y dejarse guiar por Dios en toda su vida. “Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud” (Sal.143:10).


Solo a Dios la gloria.